PHOENIX — Dos congresistas de Arizona acusaron a un vendedor de suministros de seguridad pública de tratar de desmantelar a los departamentos de bomberos y policía de Phoenix durante la pandemia de COVID-19 con precios exorbitantes en máscaras y solicitaron una investigación federal.

Un vendedor que regularmente abastece a dichos departamentos le está cobrando a la ciudad casi un 600% más por la máscara tipo N95 que lo que valía hace dos semanas, dijeron el miércoles los representantes Greg Stanton y Rubén Gallego en una carta al fiscal general de Estados Unidos William Barr. 

Dijeron que el vendedor también está solicitando el pago por adelantado, en lugar de facturar al recibir los suministros como de costumbre.

Stanton y Gallego dijeron que pagar por las máscaras antes de obtenerlas “deja a nuestros socorristas en mayor riesgo, e incapaces de recurrir a un proveedor diferente, si el equipo no se entrega a tiempo”.

La carta no menciona al vendedor acusado por el aumento de precios, pero la oficina de Gallego dijo que la compañía a la que se hace referencia se llama Galls: Uniformes y equipo para la policía y tienen su sede en Kentucky.

Según la ciudad de Phoenix, Galls fue una de las múltiples compañías que cotizaron sus máscaras N95 a $5.95.

Phoenix ha hecho negocios con Galls en el pasado, pero no aceptó un pedido a ese precio. La ciudad tiene varios pedidos pendientes con otros proveedores.

En un comunicado, la ciudad escribió: “La ciudad ha recibido ofertas de varios proveedores con los precios de máscara a $5.95 dólares y hemos decidido no continuar con esas compras en este momento. Sin embargo, si la ciudad no puede recibir pedidos, tendremos que considerar proveedores adicionales y es posible que tengamos que pagar el aumento del precio. El objetivo de la ciudad es asegurarnos de tener máscaras para nuestras primeras personas en responder “.

“No es el momento para maximizar sus ganancias, es ilegal e inmoral”, dijo el representante Greg Stanton.

“Un margen de beneficio del 600% es ridículo. Es ridículo y en tiempos de emergencia no es lo que se debe hacer “, dijo Gallego.

Galls dijo en un comunicado que la compañía se ha comprometido a ofrecer máscaras tipo N95 y otros equipos de protección sin fines de lucro mientras dure la crisis de COVID-19.

“Estamos trabajando día y noche para asegurar máscaras que son escasas para nuestra gente que responde primero y que lo necesitan con urgencia. La realidad es que hemos visto un aumento significativo en los precios por parte de los fabricantes y distribuidores de estos productos en todo el mundo”, dijo el CEO de la compañía Galls en un comunicado.

“Como resultado, en Galls no nos beneficiaremos de la venta de estas máscaras protectoras a nuestros socorristas y socios de seguridad pública”, continúa el comunicado. .
El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva la semana pasada para evitar el acaparamiento y el aumento de precios de suministros críticos como recursos médicos.

El Departamento de Justicia prioriza estas investigaciones y trabaja con el Departamento de Salud y Servicios Humanos para hacer cumplir la orden establecida.

RELACIONADO: Suben precios de productos ante la demanda por el COVID-19

“Sacar provecho de la pandemia del coronavirus, especialmente de una manera que pone en peligro a nuestros socorristas, es moralmente indefendible y felicitamos al presidente por emitir recientemente una Orden Ejecutiva para combatir el aumento de precios”, dijeron Stanton y Gallego en su carta a Barr.

El aumento de los precios se produce cuando muchas ciudades y estados compiten entre sí para obtener los suministros necesarios. Los congresistas dijeron que algunas compañías están tratando de aprovechar la mayor demanda, para aumentar sus márgenes de ganancia.

“Esto continuará por un par de meses más, y los presupuestos de las ciudades y los presupuestos de los hospitales no van a aumentar”, dijo Gallego.

“Solo van a disminuir más, si el costo sigue aumentando para este tipo de equipo. Esas ciudades, esos hospitales toman decisiones dificiles que ponen a gente en riesgo".